martes, 17 de octubre de 2017

¡Sangre para el dios de la sangre!


¡Muy buenas! Como ya comentó Vicio en esta entrada, hemos empezado una campaña para rodar el nuevo General's handbook de Age of sigmar, y he aprovechado para empezar un nuevo proyecto: demonios de khorne. ¡Aqui mi primera partida de la campaña!




Como digo arriba, empiezo otro proyecto mas para darle caña a AoS. Siempre tuve la espinita de Khorne clavada pero nunca encontré el momento para empezar, y ¿que mejor momento que una campaña? Asi pues, con la ayuda de mi buen amigo Saúl que ha prestado la mitad del army, me apunte a la campaña. 
La lista que llevo consta de: 2 unidades de 20 desangradores, 10 mastines, 3 aplastadores de khorne (desangradores montados en juggernaut), un heraldo en juggernaut y un devorador con latigo y hacha. Y este fue el resultado.

En esta primera partida mi rival venia con unos fantásticos Stormcast Eternals de disparo. Aquí disparaba hasta el mas tonto. Para ponérmelo mejor, nos toco una misión de 6 objetivos, 3 propios y 3 del rival. Controlar los propios daba un punto, controlar los del rival lo cual hacia que los destruyeses, te daba 1d3. Quedarte controlando un objetivo en tu zona con Khorne, no mola.

Pido disculpas de antemano por las fotos, el móvil da para lo que da. Aquí se ve una aproximación del despliegue. Decidí desplegar en el centro y el flanco derecho, abandonando el izquierdo. Por contra mi rival dejo 3 unidades en la reserva que salieron por mis bordes de despliegue.



Empecé yo y mi primer turno se resumió en avanzar y aguantar 2 de mis objetivos. Mi rival me disparo todo lo que pudo y mas y aunque en la foto no se ven, 3 precioso jinetes de hipogrifo cargaron a mis 20 desangradores de la derecha. Me lleve uno por delante a costa de la mitad de mis desangradores. Además, hizo 3 puntos, uno por cada objetivo suyo. La cosa no empezaba bien.

El segundo turno no fue mucho mejor. Seguí avanzando con el devorador y los mastines mientras el resto del ejercito retrocedía para proteger los objetivos de las reservas que entraron: el lider en hipogrifo y 5 rangers. La manada de desangradores aplastó a los rangers, mientras que mi heraldo y su escolta de juggernauts solo fueron capaces de hacerle 3 heridas al general Stormcast. En cambio, el devorador asalto a unos ballesteros y se los llevo por delante. En el turno rival, los hipogrifos siguieron limpiando desangradores mientras su general decapitaba a mi heraldo. Saqué un maravilloso 6 en el bravery de los desangradores y se fueron a la disformidad. Tambien destruyó mi objetivo de flanco izquierdo.3+1d3 puntos para los Stormcast, 2 para Khorne.

Adiós amigüitos.
Devorador haciendo cosas de devorador.
El tercer turno lo empezó mi rival, lo cual no auguraba nada bueno. Tras matar a mi heraldo, el general en hipogrifo desapareció (si, alzó el vuelo o algo y se retiró de la mesa) y los jinetes que estaban libres decidieron ir a saludar a mis juggernauts. Evidentemente, en los 2 turnos de combate los pollos se llenaron el buche, y quemaron mi objetivo. Por mi parte, mi devorador siguió sembrando el caos y se lanzo contra los 3 francotiradores, los cuales fueron convertidos en pulpa y pude quemar su objetivo mientras los mastines hacían lo propio con sus pájaros. Problema: como la ronda la empezó mi rival, pudo puntuar sus 3 objetivos antes de que yo los destruyese, mientras que yo solo pude puntuar uno de los míos, dado que los otros 2 estaban destruidos. 3+1d3 para los stormcast. 1+2d3 para Khorne.

Y ya esta, aquí no hay nada mas que rascar.
¡Sois los siguientes!

Pese a que ya estaba perdida la partida, seguimos jugando, ¡aquí hemos venido a tirar dados, que es lo que mola!
Empece yo el cuarto turno y mi devorador siguió haciendo sus cosas de devorador. Llego al flanco izquierdo y en 2 turnos de combate se comió a los 5 rangers, y por supuesto destruyó el objetivo. El general Stormcast hizo un ultimo acto de presencia para acabar con mis pobres mastines. Entre los disparos del general y los jinetes que volaron hasta allí y la carga del general, murieron todos.1+1d3 para Khorne, 0 para los Stormcast.

Perretes minutos antes de morir.

Y dado que el quinto turno no había nada por lo que luchar, yo hice mi punto y terminamos la partida.

Único objetivo en pie al final de la partida.

15 puntos para los Stormcast, 13 para Khorne. Mucha muerte, Khorne feliz.

Conclusiones:

Cualquier cosa en juggernaut en demonios da pena. Son penosos. Bueno, igual matan mucha infantería ligera, pero contra algo duro no tienen nada que hacer. y para eso meto mastines.
Desangradores...pues son lo que son. Juega 200 y te lo pasaras bien. El devorador un crack, turno de combate y familia de luto.
Y los Stormcast pues un infierno. Que si te disparo mil veces, que disparos adicionales, heridas mortales, monturas con rend -2...
Pero ante todo me lo pase bien y al final es lo que cuenta, además que no fue una paliza por ninguna de las 2 partes.

¡¡Y hasta aquí el informe de hoy!!
¿¿Habéis probado el nuevo libro??

Comentad cuanto queráis. Nos vemos en la próxima entrada :D



6 comentarios:

  1. Gran informe Julio!! Esos stormcast son muy duros!!

    ResponderEliminar
  2. Uhmmmm habrá q probarlos ,mis flesh eaters tienen hambre...

    ResponderEliminar
  3. Ay mis ninos (teclado ingles sorry) pobrecicos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si hay mas suerte la proxima Saulon

      Eliminar